Cargando...
Cargando...
Jazztick
"New game +", es como volver a empezar con lo que tienes...

En esta oportunidad tuvimos el agrado de entrevistar a “Jazztick” banda Chilena que fusiona el Jazz con los videos juegos, conformada por Milton (Sax.), Max (Tecl.), Sebastián (Baj.), Víctor (Bat.) y Paz, quien desempeña varias actividades, dentro de ellas la fotografía. Nos platicaron un poco de sus inicios y de su último disco " New Game + ". 


¿Cómo fue que se formó Jazztick? ¿Quién empezó todo?

Sebastián: Jazztick lo formé yo, se fue dando. Estaba estudiando en la universidad en mi tercer año, la carrera de interprete en bajo, en el ramo de armonía teníamos que arreglar mucha música (re armonizarla-readaptarla) y lo fui aplicando con los videos juegos.
Vivo en el centro y mi hermano pasaba tocando en las micros para allá en Irarrázaval por donde está el antiguo insert coin. Él siempre se pasaba para allá a hablar con los administradores, les comentó que yo estaba haciendo arreglos de videos juegos para la carrera y el administrador le dijo: ¿por qué no le dices a tu hermano que haga una banda y se viene a tocar para acá?, allí mi hermano me dijo, hablé con Max y otro colega que es baterista para que hiciéramos un trio de jazz de videos juegos, coordinamos un día para ensayar, para tocar los primeros temas. El día anterior de ese ensayo salí a tocar a la calle solo, fui con un par de temas de videos juegos y se me acerca un tipo con un saxo con el pelo largo y chascón, Me dice “oye yo ese tema lo conozco“ le pregunté “¿te lo sabes?” me dijo que sí y comenzamos a tocar.

Milton: No fue así, me acuerdo que yo te dije: “¡hermano, medio tema!” casi saco el saxo para ponerme a tocar contigo (se ríe mientras relata su versión) y  me dijiste “¿La pulenta? ¡Sácalo!”, Me acuerdo porque fue la primera vez que hablé contigo… (Se escucha la risa de Víctor de fondo en tono de Shippeo)

Sebastián: Ahí te dije: “Oye mañana vamos a ensayar por primera vez con una banda que estamos armando, es de jazz y videos juegos, ¿te gustaría unirte?” De un día para otro y él dijo que sí.  En el primer ensayo llegó Milton a tocar los primeros temas, así fue como partió la banda el 29 de mayo del 2014.

¿Dónde fue que debutaron?

Sebastián: Justamente en Insert coin, ensayamos por tres semanas, grabamos un video y lo enviamos como propuesta, hablé con el administrador, le comenté que venía por parte de mi hermano, me dijo “ya tocan el 24 de julio”. Nos fue súper bien, había harta gente, había que tocar algo despacio por los vecinos, la atención fue maravillosa nos dieron unas papas grandes para cada uno, junto a un trago. Igual teníamos planes para seguir tocando allí, queríamos dejar dos tocatas para tantear terreno para luego hablar y ver si podíamos tener algo de remuneración, pero resulta que no tenían patente de cabaret que es lo que necesita para poder hacer shows de música en vivo en el local, al parecer los vecinos reclamaron porque dejaron de llevar a bandas, creo que hasta hoy en día es así.

¿Qué realizan en la calle?

Sebastián: Nosotros trabajamos en la calle, estamos desde el 2015 presentándonos principalmente en el centro de Santiago. Estaba terminando la carrera y un compañero me dice conseguí un permiso, necesito un bajista ¿por qué no me apañas?, tocamos en huérfanos N°1000 y N°1200  yo le pregunte cómo se lo consiguió y allí me explico qué tenía que hacer.
Fui a la muni, había gente nueva y enseguida mostré el proyecto de Jazztick, me dijeron que tenían que evaluarlo, tuve suerte porque como era una persona nueva, era súper efectiva en su trabajo (German Pérez se llama) a las 2 o 3 semanas nos dieron los permisos. Allí empezamos a agarrar vuelo, con el tiempo fuimos escalando, tuvimos buen recibimiento por parte de la gente y por ende más ganancias que usamos para ir mejorando nuestros equipos, poder realizar los discos, mejorar la escenografía, etc. Todo esto fue generando más movimiento en las redes sociales y nos dimos cuenta que era una pega en realidad.

Max (Teclado)

¿Cómo fue que llegaron a publicar su primer disco?

Sebastián: Siempre veíamos en la calle bandas que además de tocar, vendían discos. Creo que fue el  Milton que me dijo “hagamos cd y los vendemos”, teníamos como 5 temas grabados así que los pusimos en un cd en una bolsita hecha a mano con el nombre Jazztick anotado con plumón y los vendimos a $1.000, la gente se interesaba en comprarlo.               

Milton: Me acuerdo que llegó la Paz (en ese tiempo no estaba dentro de  Jazztick) como con vergüenza ajena, nos dice “cabros les imprimí una cuestión con el nombre de sus temas para que los peguen en sus cd” y se los pegamos,  de hecho ese disco después lo mejore, le imprimí una caratula y lo metimos en sobre, era súper exclusivo tenía temas que no están en otros discos, es como muy oscuro, es una rareza, hay gente que lo tiene y les decimos “oye guárdalo”.               

Sebastián: Estuvimos 3 meses con ese, luego grabamos el disco “oficial” - Como Joystick pero con Jazz- fuimos a huérfanos N°Probamos vendiéndolo a $3.000 y nos resultó, al Milton lo interrumpían a cada rato, el vendía los cd y aparte tocaba el saxo.

Milton: Igual el disco no era tan malo, (ríe mientras ve a Sebastián) tenía su portada más bonita.

Milton (Saxofón)

¿Cómo fue que llegó Paz?

Milton: con Sebastián trabajábamos desde antes, salíamos a tocar a la calle los dos solos, al costanera center o al centro, el con su bajo, yo con el saxo, llevábamos un par de pistas, tocábamos música de videos juegos u otros estilos. Allí fuimos teniendo cercanía con Paz, nos iba a ver, nos íbamos junto en el metro conversando, ya había cierta cercanía con nosotros, había amistad.    
En su oportunidad nos ayudó un poco con el tema del primer cd, se notaba un interés honesto. Llego un momento en que yo no quería vender CD, porque implicaba que tenía que dejar de tocar y eso entorpecía la performance de lo que hacíamos. Es allí cuando se nos ocurrió que teníamos que tener a alguien, Paz debería estar allí, además que ella justo había quedado sin pega.

Sebastián: Hoy en día se encarga de la pega del montaje, los CDs, la fotografía, asesoría, anfitriona y una visión femenina de la banda, es el quinto miembro. Cada uno de los integrantes tiene una función extra.
 

¿Cómo fue que llegó Víctor?

Milton: Nosotros tuvimos un retiro súbito del baterista anterior, fue súper repentino todo y queríamos mantener esto a flote, así que decidimos hacer audiciones para buscar nuevo baterista. Postularon varios chicos, entre ellos Víctor y luego de más o menos dos semanas de análisis, (porque igual los otros bateristas eran profesionales, habían postulantes con mucho que ofrecer) Decidimos que Víctor era el candidato que más nos aportaba a la banda, tanto musicalmente, como persona. Las razones de por qué él está acá, es porque se lo ganó por su forma de ser, su compañerismo, su humildad, es muy humilde.

Sebastián: Además fue el que llevo más temas aprendidos para la audición. Lo ideal de la prueba que pusimos era sacar una cantidad de temas excesivo (como 8 a 10 temas) era casi imposible, pero eso nos daba una idea de cuánto eran capaces de hacer para la audición. El que sacaba los 10 temas era un genio, pero era imposible, el que sacaba 5, era bueno. Así teníamos más rango para evaluar, el Víctor se sacó 7 súper bien, musicalmente estaba aprobado, pero lo que también importaba era la convivencia. Cómo funcionaba él en su vida diaria y eso también lo aprobó súper bien, era algo importante que andábamos buscando.

Victor (Batería)

Víctor, ¿cómo fue que te enteraste de esta mini familia y decidiste postular?

Víctor: Los conocí por un grupo que tenían ellos (Sebastián y Max), se llamaba “Los amigos de tu hermana”. Hacían arreglos de animé  versión metal y claro, me metí a la banda gracias a un contacto (P-chan). Los temas eran entretenidos me gustaban, después de eso me enteré que ellos junto con otras personas tenían una banda llamada “Astral Lied” entonces  escuché su disco y sonaban genial, era power metal del bueno, nunca pensé que eran ellos, buscaron baterista, también hicieron audiciones para eso, quede allí y empecé a compartir más con los chicos, fue entretenido. Pasó un año de convivencia y me enteré que tenían un grupo aparte, que era Jazztick y en más de alguna ocasión los fui a ver al centro de Santiago. En el año 2017 me llamaron algunas veces para parchar a la vendedora de CDs, me decían “Oye la Paz no puede venir, podrías venir tú?” y los vendía yo, bailaba mientras los vendía (se ríen todos). Yo estaba en el final de mi primer año de estudios formales de música en intérprete de batería.
Un día, en un chat que teníamos en común con Sebastián, dijo que necesitaba conversar con alguien para desahogarse, corrí para ver al Sebastián, me contó que necesitaba baterista, lo escuché como amigo no como baterista, subiéndole el ánimo. Nunca pensé en ser yo el baterista. Llegué a mi casa y pensaba “es diciembre la época es buena, los chiquillos están sin trabajo porque no tienen batero y ¿si les comento la idea de trabajar con ellos en diciembre hasta que termine el mes para parcharlos?” se los comenté, lo conversaron y me dijeron que sí.

Un momento que tengo muy en mi retina es estar en la costanera armado sin permiso como si fuera algo de todos los días, ni siquiera habíamos ensayado fue llegar y tocar aquella vez. Después hicieron las audiciones para postular a Jazztick (en enero), leí los requisitos y me encerré todo un día a sacar los temas de Jazztick, para poder dar lo mejor y aquí estoy. En muy poco tiempo he aprendido muchas cosas y se lo agradezco mucho a los chicos. Cada día es un aprendizaje, de su forma de ser, aprendí a convivir con ellos, somos un equipo.

Sebastian (Bajo)

Hace poco sacaron su último disco, cuéntenos un poco sobre él.

Sebastián: Nuestro último disco se llama -New game + -, es como volver a empezar con lo que tienes. Tuvimos que volver a empezar por el cambio de baterista y fue complicado, fue un golpe bien fuerte, además de volver a sacar los temas de nuevo con una persona que se adapte.
Este disco tiene ese significado, es más evolucionado en cuanto a lo musical, tiene más horas de trabajo (todos los discos tienen más horas de trabajo con el tiempo) tiene más cariño, una intro orquestada, va teniendo una mente más progresiva que solamente de Jazz.

Milton: Si tu comparas el primer disco –Como Joystick pero con Jazz- con el de ahora, desde lo visual, el tipo de diseño, es más progresivo, pero es muy cuático cuando lo llevas a lo musical. Nosotros grabábamos en el dormitorio del Sebastián, en una sola toma, sin importar si habían errores de por medio. En ese sentido la cantidad de horas en comparación a ahora se multiplicó en este disco, se ve y se escucha en los resultados.

Sebastián: En este disco, por primera vez la batería la grabamos en un Estudio de grabación Profesional (Estudio Casa Mistral), los demás instrumentos cada uno en su casa ya que contamos con las herramientas para hacerlo, estamos muy contentos con el resultado y la mejora en la calidad con respecto a los discos anteriores.

 


 

Siguelos en las Redes Sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/user/Jazztick
Facebook:  https://www.facebook.com/Jazztick
Instagram: https://www.instagram.com/jazztickgamer/
Patreon: https://www.patreon.com/Jazztick

 

 

 

Por

Comparte este artículo
Ai Freak


rss

Shinka 2019 © - Las Opiniones vertidas en este sitio son de responsabilidad de quienes las emiten. Todos los derechos e izquierdos bien puestos ©. Diseño: M&S Studio
Shinka es parte de Producciones Shinka